Retiros Espirituales

Dentro de la experiencia espiritual, es esencial la oración o dialogo con Dios. Y es de extraordinario valor, la posibilidad de dedicar unas horas o días para apartarnos de la rutina cotidiana y así, dedicarnos solo a hablar con Dios y escucharle en profundidad, dejándole actuar en todos y cada uno de los frentes de nuestra vida.

Es indispensable hacerlo en total silencio, en un entorno adecuado que facilite el sintonizar con Dios. Ayuda mucho, efectuarlo acompañados por hermanos formados en ello, para introducirnos en el dialogo con el Señor de forma directa, que a la vez facilite no solo dicha sintonía sino los medios y temas a trabajar en presencia de Dios, sacando propósitos concretos para el diario vivir.